Drought

Drought Header

Did you know that droughts are the most costly natural disasters affecting the U.S.?

With its semiarid conditions, drought is a natural part of the Colorado climate, and no portion of the State is immune from drought conditions.  Drought tends to be a complex and a gradual phenomenon.  It occurs when a normal amount of moisture is unavailable to satisfy an area’s usual water consumption.  The effects of drought vary based on where in the State it occurs, when it happens, and how long the drought persists. Although they can be characterized as emergencies, they differ from most natural disasters, such as floods or wildfires, because they typically occur slowly over a multi-year period. It is often not obvious or easy to quantify when a drought begins and ends.

Drought is one of the few hazards with the potential to directly or indirectly impact the entire population of Colorado. This can be from water restrictions, higher water and food prices, reduced air or water quality, or restricted access to recreational areas. For instance, droughts that occur in the mountainous regions of Colorado during winter months may impact the ski and tourism industry. Additionally, the lack of winter snowfall in the mountains can eventually lead to agricultural impacts on the eastern plains due to decreased water access. 

Explore the information below to learn more about this “creeping phenomenon!"  VIDEO: National Geographic: With Drought Looming, Colorado River Basin Needs Solutions.

Before a Drought
  • Choose appliances that are more energy and water efficient. 
  • Repair dripping faucets by replacing washers.
  • Try not to pour water down the drain when there may be another use for it (i.e. use it to water plants).
  • Plant native and/or drought-tolerant grasses, shrubs, and trees. Once established, plants adapted to your local climate do not need water as frequently and usually will survive a dry period without watering. Small plants require less water to become established.
  • Avoid over-fertilizing your lawn. Applying fertilizer increases the need for water.
  • Raise the lawnmower blade to at least three inches or to its highest level. A higher cut encourages grass roots to grow deeper, shades the root system, and holds soil moisture.
  • Check sprinkler systems and timing devices regularly to be sure they operate properly. Set a timer to remind yourself to turn manual sprinklers off.  A garden hose can pour out 600 gallons in only a few hours!  You also have the option to invest in a weather-based irrigation controller—or a smart controller. These devices will automatically adjust the watering time and frequency based on soil moisture, rain, wind, and evaporation and transpiration rates. Check with your local water agency to see if there is a rebate available for the purchase of a smart controller.
  • Contact your local water provider for information and assistance.
During a Drought
  • Always observe state and local restrictions on water use during a drought. If restricted, for example, do not water your lawn, wash your car, or use water for any other non-essential uses. This helps ensure there is enough water for essential uses. 
  • Operate automatic dishwashers only when they are fully loaded. Use the "light wash" feature, if available, to use less water.
  • Operate automatic clothes washers only when they are fully loaded or set the water level for the size of your load.
  • Ensure irrigation systems are working efficiently so plants only get the water they need.
  • Water your lawn early in the morning or later in the evening, when temperatures are cooler. Also, water in several short sessions rather than one long one, in order for your lawn to better absorb moisture and avoid runoff.
  • Use a broom or blower instead of a hose to clean leaves and other debris from your driveway or sidewalk.
After A Drought
  • Where possible, maintain conservation practices that you have adopted during the drought even after restrictions have ended.
More Drought Information
Drought: It Happened Here

Colorado has experienced widespread, severe drought since the late 1800s.  As of 2013, the drought of 2002 is considered the worst single year drought on record in Colorado‘s history. Statewide snowpack was at or near all-time lows. What made 2002 so unusual was that the entire state was dry at the same time.  These conditions were rated exceptional by the U.S. Drought Monitor and were the most severe drought conditions experienced in the region since the Dust Bowl in the 1930s. During 2011-2013, some regions throughout southeastern Colorado have experienced persistent severe to exceptional drought conditions that are comparable to conditions seen during both the 2002 drought and the Dust Bowl of the 1930s.

Text photo courtesy of the NOAA Photo Library

Translations

Sequías

¿Sabía que las sequías son los desastres naturales más costosos que afectan a los Estados Unidos?

Con sus condiciones semiáridas, la sequía es una parte natural del clima de Colorado, y ninguna porción del Estado es inmune a las condiciones de sequía. La sequía tiende a ser un fenómeno complejo y gradual. Se produce cuando no se dispone de una cantidad normal de humedad para satisfacer el consumo habitual de agua de una zona. Los efectos de la sequía varían en función del lugar del Estado en que se produce, del momento en que se produce y del tiempo en que persiste la sequía. Aunque pueden caracterizarse como emergencias, se diferencian de la mayoría de los desastres naturales, como las inundaciones o los incendios forestales, porque suelen producirse lentamente a lo largo de un período de varios años. A menudo no es obvio ni fácil cuantificar cuándo comienza y termina una sequía.

La sequía es uno de los pocos peligros que pueden afectar directa o indirectamente a toda la población de Colorado, ya sea por las restricciones de agua, el aumento de los precios del agua y los alimentos, la reducción de la calidad del aire o del agua, o la restricción del acceso a las zonas de recreo. Por ejemplo, las sequías que se producen en las regiones montañosas de Colorado durante los meses de invierno pueden afectar a la industria del esquí y el turismo. Además, la falta de nieve en invierno en las montañas puede dar lugar a impactos agrícolas en las llanuras orientales debido a la disminución del acceso al agua.

Revise la siguiente información para aprender más sobre este "fenómeno reincidente". VIDEO: National Geographic: Con la sequía que se avecina, la cuenca del río Colorado necesita soluciones.

Antes de una Sequía

  • Elija aparatos que sean más eficientes en cuanto a energía y agua.
  • Repare los grifos que gotean reemplazando las arandelas.
  • Intente no verter agua por el desagüe cuando pueda tener otro uso (es decir, usarla para regar las plantas).
  • Plante hierbas, arbustos y árboles nativos y/o tolerantes a la sequía. Una vez establecidas, las plantas adaptadas a su clima local no necesitan agua con tanta frecuencia y normalmente sobrevivirán a un período seco sin regar. Las plantas pequeñas requieren menos agua para establecerse.
  • Evite fertilizar en exceso su césped. La aplicación de fertilizantes aumenta la necesidad de agua.
  • Eleve la cuchilla de la cortadora de césped al menos tres pulgadas o a su nivel más alto. Un corte más alto anima a las raíces del césped a crecer más profundamente, da sombra al sistema de raíces y retiene la humedad del suelo.
  • Revise los sistemas de aspersores y los dispositivos de temporización con regularidad para asegurarse de que funcionan correctamente. Establezca un temporizador para recordarse a sí mismo que debe apagar los aspersores manuales. ¡Una manguera de jardín puede verter 600 galones en sólo unas pocas horas! También tiene la opción de invertir en un controlador de riego basado en el clima, o en un controlador inteligente. Estos dispositivos ajustarán automáticamente el tiempo y la frecuencia de riego en función de la humedad del suelo, la lluvia, el viento y las tasas de evaporación y transpiración. Consulte con su agencia local de agua para ver si hay un reembolso disponible para la compra de un controlador inteligente.
  • Póngase en contacto con su proveedor de agua local para obtener información y asistencia.

Durante una Sequía

  • Observe siempre las restricciones estatales y locales sobre el uso del agua durante una sequía. Si están restringidas, por ejemplo, no riegue el césped, no lave el auto ni utilice el agua para ningún otro uso no esencial, lo que ayuda a garantizar que haya suficiente agua para los usos específicos.
  • Opere las lavavajillas automáticos sólo cuando estén completamente cargados. Utilice la función de "lavado ligero", si está disponible, para utilizar menos agua.
  • Opere las lavavajillas automáticos sólo cuando estén completamente cargados o establezca el nivel de agua para el tamaño de su carga.
  • Asegúrese que los sistemas de irrigación funcionen eficientemente para que las plantas sólo obtengan el agua que necesitan.
  • Riegue su césped temprano por la mañana o más tarde por la noche, cuando las temperaturas son más frescas. También, riegue en varias sesiones cortas en lugar de una larga, para que su césped absorba mejor la humedad y evite la escorrentía.
  • Use una escoba o un soplador en lugar de una manguera para limpiar las hojas y otros desechos de su entrada o acera.

Después de una Sequía

Siempre que sea posible, mantenga las prácticas de conservación que ha adoptado durante la sequía, incluso después de que las restricciones hayan terminado.

Más Información sobre Sequías

Referencias, Recursos y Más Información:

Sequías: Aquí Sucedió

Colorado ha experimentado una extensas y severas sequías desde finales de los años 1800. A partir de 2013, la sequía de 2002 fue considerada la peor sequía anual registrada en la historia de Colorado. La acumulación de nieve del estado estuvo en o cerca de los niveles más bajos de todos los tiempos. Lo que hizo que el 2002 fuera tan inusual fue que todo el estado estuvo seco al mismo tiempo. Estas condiciones fueron calificadas como excepcionales por el Monitor de Sequías de los Estados Unidos y fueron las condiciones de sequía más severas experimentadas en la región desde el Cuenco de Polvo \[Dust Bowl] en la década de 1930. Durante 2011-2013, algunas regiones del sureste de Colorado han experimentado condiciones de sequía persistentes, de severas a excepcionales, que son comparables a las condiciones observadas durante la sequía de 2002 y el Cuenco de Polvo de la década de 1930.